10 consejos para tu seguridad en los cajeros automáticos

La precaución y el sentido común constituyen el fundamento de la seguridad en los cajeros. Dados lo cómodos que son, puede ser fácil perder de vista los riesgos asociados a los cajeros automáticos, pero los clonados de tarjeta suceden más a menudo de lo que pensamos.

Aquí tienes 10 consejos para estar a salvo cuando utilices cajeros automáticos.

  1. Trata tu tarjeta como si fuera dinero en efectivo. Si pierdes tu tarjeta, repórtalo de inmediato. En otros países existe un número único para poder cancelar todas tus tarjetas. En España, cada tarjeta tiene el número al que hay que llamar por detrás. Apunta en tu agenda del móvil ahora mismo esos números.
  2. Algunas medidas de seguridad con el PIN: nunca se lo digas a nadie y no lo escribas. No uses tu fecha de nacimiento, los cuatro últimos dígitos de tu teléfono o cualquier otra combinación obvia.
  3. Minimiza el tiempo que pasas delante del cajero. Piensa en la transacción que vas a hacer antes de llegar al cajero, y organiza mentalmente lo que vas a hacer: “comprobar los últimos movimientos y sacar 30 euros”. Ten tu tarjeta a mano para no estar delante del cajero buscando por tu bolso, y cuando termines no empieces a contar el dinero hasta que estés en un sitio alejado del cajero.
  4. No te dejes nunca el recibo. Incluso si no imprime los números de cuenta, la información que hay se podría utilizar para construir información para el robo de identidad. Destruye los recibos y, si existe la opción, mejor no los imprimas.
  5. Echa un vistazo al cajero para comprobar que no hay nada raro. Para poder clonar la tarjeta hacen falta dispositivos electrónicos que modifican el cajero: teclados superpuestos, dobles lectores de tarjeta. Si ves algo abultado o extraño, no utilices ese cajero.
  6. Por las noches, utiliza sólo cajeros que estén bien iluminados y que se vean bien desde la calle.
  7. No bajes la guardia cuando ya tengas el dinero. Si piensas que te están siguiendo, entra en cualquier local o dirígete a una calle donde haya gente.
  8. Si hay cola para usar el cajero automático, utiliza la mano para evitar que alguien vea tu pin.
  9. Los cajeros ubicados dentro de centros comerciales normalmente son más seguros que los que están en la calle. Intenta utilizar los de los centros comerciales siempre que sea posible.
  10. Si una vez has comenzado a utilizar el cajero ves a alguien sospechoso, cancela la operación, coje tu tarjeta y vete. Puedes hacer un gesto de frustración como si el cajero no funcionara.Siguiente paso: regístrate en Ahorro y Punto, y gestiona tu dinero de forma más eficiente. Así evitarás algún viaje al cajero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.