Cómo gestionar tus cuentas bancarias cuando te mudas

Al mudarse a un nuevo hogar hay que gestionar cientos de cosas: no solo se trata de transportar las pertenencias de una casa a la otra, también hay que modificar algunos documentos administrativos para reflejar el cambio de domicilio. Entre todo este papeleo administrativo encontramos las cuentas bancarias, los contratos de energía e incluso el DNI. Si quieres acelerar todo este papeleo y que tu mudanza sea mucho más sencilla, ¡sigue los consejos que te vamos a dar!

¿Qué documentos hay que actualizar?

Cuando nos mudamos de piso, el cambio de residencia debe reflejarse en todos los documentos oficiales que incluyan la dirección de la vivienda para que conste la nueva dirección. En el siguiente listado encontrarás todos los documentos que necesitan ser modificados tras una mudanza: 

  • Empadronamiento: en caso de mudarse a una nueva localidad, es necesario actualizar el certificado de empadronamiento como viene especificado en la Disposición 3109. Para ello tendrás que acudir a la oficina de empadronamiento de tu nuevo municipio y solicitar el cambio de residencia.
  • DNI y pasaporte: para renovar el Documento Nacional de Identidad y el pasaporte, deberás tener previamente actualizado el certificado de empadronamiento antes de acudir a la comisaría de policía donde quieras realizar la renovación.
  • Carnet de conducir: la DGT tendrá que ser notificada del cambio de domicilio en caso de que deban enviarte alguna notificación por correo ordinario.
  • Seguridad Social: será necesario notificar a la Seguridad Social para que se asigne un nuevo centro médico en la nueva localidad o barrio. Puedes realizar el trámite de forma online o acudiendo a una oficina física.
  • Hacienda: si te mudas a una Comunidad Autónoma diferente, la tributación cambia. Además cualquier notificación de la Agencia Tributaria llega por correo ordinario, por lo que es necesario modificar la dirección.

El cambio de domicilio en el DNI, pasaporte y el carnet de conducir son trámites totalmente gratuitos. Para agilizar el proceso, te aconsejamos que pidas cita previa tanto en la DGT como en la comisaria de policia.

No te olvides de tus cuentas bancarias!

Además de los mencionados previamente, es importante no olvidarse de notificar a las entidades bancarias donde tengas abierta una cuenta. Cualquier carta o notificación del banco llegará a la domiciliación que esté especificada en el contrato con el banco, por ello es muy importante no olvidarse de modificarla. Para ello, la mejor opción es acudir directamente a una oficina de tu entidad bancaria y realizar el cambio de forma presencial, así evitarás cualquier problema.

¿Y los suministros energéticos?

Nuestra recomendación es no dar de baja los suministros si tu antigua vivienda va a ser comprada o alquilada en un corto periodo de tiempo después de la mudanza. Ya que así, evitas que los nuevos inquilinos o propietarios tengan que pagar los costes por el alta de la luz o del gas natural. Puedes encontrar el importe total que tendrían que pagar en este enlace.

Si decides no darlos de baja, las personas que ocupen tu anterior vivienda deberán solicitar un cambio de titular para así hacerse responsables de los pagos de las facturas y de los suministros en sí. Si quieres saber la documentación necesaria para cambiar el titular de un contrato, puedes hacer visitar esta página web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.